Lunes, 25 de Enero de 2021

XXVIII.- El judío como archienemigo (V): El antisemitismo como arma política (I): Navarra y Aragón hasta 1390

Jueves, 16 de Abril de 2020

A lo largo del siglo XIV, se fue haciendo cada vez más manifiesta la diferencia entre lo que veían – con harta razón – el rey y algunos de los personajes principales de la Corona, y otra lo que deseaba el clero y sentía – que no reflexionaba – el pueblo.  No sólo eso.  El antisemitismo pasó de ser una ideología impulsada de manera sistemática por la Santa Sede y el clero a transformarse en un arma ideológica de enorme repercusión política.  En Cataluña, por ejemplo, se puede hablar de una verdadera oleada de ataques contra las juderías que tuvieron sus peores, que no únicas, manifestaciones en terribles matanzas de judíos perpetradas en Barcelona y Gerona durante el año 1348.  Este deterioro de la situación de los judíos en la Corona de Aragón tuvo su paralelo en Navarra.  En 1308, la aljama de Estella había sido ya sometida a una terrible incursión.  Sin embargo, aún peor fue lo sucedido durante la denominada guerra de los pastores que, procedentes de Francia, se adentraron en número de treinta mil en Navarra y atacaron las juderías del reino.  Los habitantes locales se sumaron a los agresores lo que se tradujo en el arrasamiento de ciento veinte aljamas.  Es cierto que en el Amejoramiento del Fuero general de Navarra el rey declaró que los judíos eran “cosa suya propia”, pero el mal estaba hecho.  Las exacciones contra los judíos prosiguieron y, en adelante, las escasas familias supervivientes intentarían buscar un suelo en el que asentarse lejos del territorio navarro.  El más tentador iba a ser en aquella época el regido por la corona de Castilla.  Sin embargo, como veremos más adelante, ni siquiera allí el antisemitismo predicado por la iglesia católica iba a poder ser neutralizado.  A decir verdad, iba a convertirse en un instrumento privilegiado en el curso de una guerra civil que enfrentó a Pedro I con el bastardo Enrique de Trastámara.   

Las últimas décadas del siglo XIV fueron especialmente duras para los judíos de Europa a causa de la política seguida contra ellos por la iglesia católica.  Durante los años 1348 y 1349, se convirtieron en Alemania en víctimas de matanzas provocadas por el clero que propaló la acusación de que envenenaban las aguas y los pozos.  La prueba aparente de semejante cargo era que, durante las epidemias, mientras el pueblo llano moría, los judíos sobrevivían no del todo, pero sí en mayor medida.  La razón de semejante circunstancia era simplemente el seguimiento de las normas de tratamiento de enfermedades contagiosas y la mayor higiene de acuerdo con lo contenido en la Biblia, pero no costó  mucho a la fantasía popular identificar la mayor resistencia a la enfermedad con una conjura contra los no-judíos.  Y desde Alemania el incendio se extendió por toda Europa y alcanzó la Península Ibérica.   La marea de violencia antisemita se extendió por Galicia, León y Castilla, entró en Navarra y, finalmente, penetró en los territorios de la Corona de Aragón causando estragos especiales en zonas como el Ampurdán.  El que hubiera algunos judíos que murieron ni contuvo al clero en su propaganda ni impidió que el pueblo llano buscara en los judíos un chivo expiatorio de sus calamidades.  En Gerona, por ejemplo, fue atacado el cementerio judío y, tras llevarse a cabo el desentierro de los cadáveres, fueron éstos quemados.  El execrable episodio hubo de ser contemplado por algunos judíos a los que no sólo se obligó a estar presentes sino que además se dio muerte a continuación arrojando sus restos a las llamas.  No fue una excepción.   

En Navarra, la combinación de cargas regias con acusaciones no por delirantes menos dañinas convirtió en insoportable la existencia de los judíos.  La huida del reino, ya comenzada tiempo atrás, llegó a extremos escalofriantes.  Un padrón general elaborado por orden del rey Carlos II nos muestra que, excluida la judería de Pamplona, había cuatrocientos veintitrés hogares judíos en las cuatro merindades del reino.  La cifra resulta escalofriante si se tiene en cuenta que unos años antes tan sólo en la merindad de Tudela había medio millar de hogares.

Durante las últimas décadas del siglo XIV, en el reino de Navarra apenas quedaban algunos judíos en las juderías de Pamplona, Estella y Tudela.  En 1375 y, nuevamente, en 1384 intentaron llegar a algún acuerdo con el rey para vivir en paz en Navarra a cambio de contribuir de manera sobresaliente a levantar las cargas del reino. En 1392, ofrecieron una importante suma al rey de Navarra para sufragar su viaje a Francia.  Pero a esas alturas, la situación en toda la Península era desesperada. 

En los territorios de la Corona de Aragón, las matanzas de judíos se iniciaron el mismo año que en Alemania.  Así, en 1348, los valencianos asaltaban la judería de Murviedro en un estallido de ira popular provocado por el clero.  En Gerona, por el contrario, las matanzas de judíos se debieron a los propios almogávares del rey de Aragón. 

A las explosiones sangrientas se sumaron los intentos continuados por cercenar los ámbitos donde podían vivir los judíos.  En 1370, Valencia solicitaba de Pedro IV que los judíos no pudieran trascender de los límites de la judería.  Al año siguiente, el rey aceptaba la petición fijando una multa de veinte maravedíes de oro para cualquiera que traspasara los muros de la aljama.  Ni siquiera la muerte del rey Pedro IV suavizó la situación de los judíos.  En 1389, las cortes de Monzón pidieron al nuevo monarca que volviera a mantener a los judíos en los límites de la judería de Valencia.  El rey accedió e incluso nombró al baile de la ciudad para que solventara la situación de forma definitiva.  No llegó a hacerlo.  En 1391, la vida de los judíos de toda España se vería dramáticamente sacudida.  

CONTINUARÁ

Ahora es tendencia

Editorial: ¿Tendría razón Carlos III? - 18/01/21

Editorial: ¿Tendría razón Carlos III? - …

Ene 18, 2021 Puntuación: 0.00

Despegamos: Sin rescate del euro hasta primavera, renta básica en EEUU y los negocios agrícolas de Gates - 18/01/21

Despegamos: Sin rescate del euro hasta p…

Ene 18, 2021 Puntuación: 0.00

Programa Completo de La Voz de César Vidal - 18/01/21

Programa Completo de La Voz de César Vid…

Ene 18, 2021 Puntuación: 0.00

Últimos Tuits