Lunes, 25 de Enero de 2021

Corría el año… La hija de Brezhnev

Lunes, 5 de Diciembre de 2016

En la época de Brezhnev dio la impresión de que el comunismo podía funcionar. Atrás quedaban los años terribles de las purgas stalinistas, las guerras estaban lejos del territorio soviético, las intervenciones armadas en el extranjero eran menos que las que tenían enredados a unos Estados Unidos que iban a perder la guerra de Vietnam y sufrir la herida del caso Watergate e incluso podría decirse que resultaba innegable – así era - el avance en áreas como la sanidad, la cultura, el deporte y la educación.

Tampoco cabía engañarse en relación con otras cuestiones. El GULAG aunque ya no fuera el del pasado seguía existiendo, la libertad de expresión era impensable, Alexander Solzhenitsyn fue expulsado del territorio de la URSS porque encarcelar a un premio Nobel resultaba excesivo y la URSS inyectaba dinero a la dictadura castrista por valor del 30 por ciento del PIB cubano. Con todo, en esa época, eran millones los soviéticos que pensaban que su país era el mejor del mundo siquiera porque fenómenos como la droga, la delincuencia juvenil, la disolución de la familia o el racismo eran impensables. No sorprende que muchos pensaran que entre la libertad con esas plagas y la dictadura sin ellas era mejor la segunda y más cuando no existía el hambre desde hacía mucho tiempo y, por el contrario, el mínimo decoroso e indispensable estaba más que garantizado por la política soviética. La realidad, sin embargo, era más compleja.

En la URSS, por ejemplo, también existía la corrupción. Quizá no en las dimensiones que se daba en otras naciones, pero existía y esa corrupción corroía las bases del sistema. De hecho, cuando murió Brezhnev el sistema presentaba carencias notables que acabarían provocando su colapso especialmente después de que Estados Unidos decidiera utilizar al terrorismo islámico para arrastrar a la URSS a la invasión de Afganistán – las consecuencias de ese paso las seguimos padeciendo a día de hoy – y, sobre todo, después de que un mando del KGB conocido como Farewell decidió entregar a Occidente el listado de espías soviéticos que operaban en el exterior cegando el sistema de inteligencia. La URSS estaría muerta desde ese momento, pero ésa es otra historia. De momento, espero que disfruten de este Corría el año… que dedicamos a la hija de Brezhnev. God bless ya!!! ¡¡¡Que Dios los bendiga!!!

Ahora es tendencia

Editorial: ¿Tendría razón Carlos III? - 18/01/21

Editorial: ¿Tendría razón Carlos III? - …

Ene 18, 2021 Puntuación: 0.00

Despegamos: Sin rescate del euro hasta primavera, renta básica en EEUU y los negocios agrícolas de Gates - 18/01/21

Despegamos: Sin rescate del euro hasta p…

Ene 18, 2021 Puntuación: 0.00

Programa Completo de La Voz de César Vidal - 18/01/21

Programa Completo de La Voz de César Vid…

Ene 18, 2021 Puntuación: 0.00

Últimos Tuits