Ayudas y contribuciones
Funciona con Kickstarter Queridos amigos: como ustedes saben el programa La Voz se realiza con un equipo reducido – aunque me atrevo a decir que excelente e incluso inmejorable – con un director y alguno de los colaboradores que no han percibido un solo céntimo por su labor. El programa no cuenta con medio económico alguno y, de la manera más firme y consciente, no percibe ingresos por publicidad pública o privada.

Hoy comenzamos un nuevo crowdfunding con la misma empresa estadounidense con que lo realizamos el año pasado. La meta está en reunir la cantidad total de setenta mil dólares por la sencilla razón de que, a pesar de que son muy modestos los sueldos del personal, los gastos se han incrementado más que considerablemente. Otro año más, el director y alguno de sus colaboradores seguirán sin percibir pago alguno por su labor.

Como en otras ocasiones anteriores, nos limitamos a cumplir con nuestro deber, a esperar que la gente responsa y a confiar en Dios. Es nuestro deseo que a este crowdfunding contribuyan los que escuchan La Voz y consideran que merece la pena mantener un programa que es libre y veraz, entre otras razones, porque – insistimos en ello - no depende de publicidad privada e institucional. Con todo, si no hay gente suficiente que desee mantener abierta esa ventana a una información libre e independiente, lo aceptaremos. Los oyentes lo habrán decidido, cerraremos el programa y a nosotros nos quedará la satisfacción de haber perdido mucho dinero, pero, al menos, haber servido a los demás hasta donde pudimos. A continuación, nos dedicaremos a otras tareas en beneficio de nuestros congéneres. Hay mucho campo por trabajar y, con seguridad, no nos faltarán causas nobles a las que dedicarnos. En cualquiera de los casos, gracias adelantadas por lo que suceda.

Si desean colaborar para que este espacio de libertad y verdad pueda escucharse desde Groenlandia a la Tierra del fuego pueden conseguirlo haciendo click en los enlaces a continuación. Este año, por segunda vez, realizamos el crowdfunding via Kickstarter, el sistema más seguro disponible en Internet para recaudar fondos, que sólo se emplearán en los gastos derivados del programa La Voz. God bless ya!!! ¡¡¡Que Dios los bendiga!!!




Blog

Y llegó el día 8

08/01/2018
Publicado en Actualidad
El día 8 ha llegado y yo regreso a estas entregas diarias. Ayer domingo, fue un día oneroso. Por un lado, no pude dormir más de un par de horas durante la noche del 6 al 7. El hermano de una muy querida amiga estaba entre la vida y la muerte y pasé ese tiempo nocturno orando y suplicando a otros que lo hicieran.

Comprensiblemente, me encontraba rendido por la mañana. Sin embargo, esperaba la llegada de una pareja más que amiga, Mercedes y Allen, y, efectivamente, no me defraudaron. Ambos son gente de cultura, educada y cortés, buenos conversadores. Teóricamente, íbamos a tomar un café, pero acabamos juntos más de seis horas en las que hablamos lo mismo de Trump que de la revolución rusa, de los lobbies judíos que de la caída de Kevin Spacey, de la ideología de género que de Montoro, de la democracia ateniense que del sistema norteamericano… Fue – lo digo con claridad – una verdadera delicia dilatada a lo largo de media docena de horas. Lamento si no les resulté pesado en algún momento, si no abusé de su visita, si no me cebé con su cortesía, pero lo cierto es que no es muy fácil tener una conversación inteligente con gente inteligente y no pude resistir la tentación de prolongarla.

Hoy, no me reincorporo a la radio, en parte, porque sigo sin reponerme del cansancio del 2017; y, en parte, porque continuo escogiendo temas para abordar durante este nuevo año a sabiendas de que pocos más – si es que acaso alguno – lo harán. Dios mediante, el 15, La Voz regresará con el mismo entusiasmo de siempre y, de nuevo, hablará de aquellos que nadie o casi nadie habla porque es lo que, de verdad, les afecta a ustedes.

El año pasado fue agotador, especialmente, en su segunda mitad. Este 2018 tiene por delante viajes al extranjero hasta bien entrado el verano y hay también compromisos para el 2019. Debo dosificar el ritmo, pero, sinceramente, la necesidad es tanta que no veo por donde empezar a recortar. Por añadidura, tengo pendiente la aceptación de una cátedra universitaria – hasta marzo puedo dilatar la decisión – y la posibilidad de un programa propio en la televisión. Además este año pueden publicarse no menos de cuatro o cinco libros nuevos. A todo ello, sumen ustedes el trabajo gratuito de La Voz. Ustedes comprenderán que tareas no me van a faltar aunque, como suele decirme don Roberto Centeno, trabajo tanto que no tengo tiempo para ganar dinero.

Espero que en este nuevo año que para mi comienza hoy sigan ustedes asomándose a esta página, escuchando La Voz, escuchando mis conferencias y acudiendo a mis libros nuevos y antiguos. Yo me comprometo, como siempre, a “buscar, en primer lugar, el Reino de Dios y su justicia” (Mateo 6: 33) al servicio de ustedes. Con certeza, nos esperan horas de enorme fruto. God bless ya!!! ¡¡¡Que Dios los bendiga!!!







Licencia de Creative Commons