Ayudas y contribuciones
Funciona con Kickstarter Queridos amigos: como ustedes saben el programa La Voz se realiza con un equipo reducido – aunque me atrevo a decir que excelente e incluso inmejorable – con un director y alguno de los colaboradores que no han percibido un solo céntimo por su labor. El programa no cuenta con medio económico alguno y, de la manera más firme y consciente, no percibe ingresos por publicidad pública o privada.

Hoy comenzamos un nuevo crowdfunding con la misma empresa estadounidense con que lo realizamos el año pasado. La meta está en reunir la cantidad total de sesenta mil dólares por la sencilla razón de que, a pesar de que son muy modestos los sueldos del personal, los gastos se han incrementado más que considerablemente. Otro año más, el director y alguno de sus colaboradores seguirán sin percibir pago alguno por su labor.

Como en otras ocasiones anteriores, nos limitamos a cumplir con nuestro deber, a esperar que la gente responsa y a confiar en Dios. Es nuestro deseo que a este crowdfunding contribuyan los que escuchan La Voz y consideran que merece la pena mantener un programa que es libre y veraz, entre otras razones, porque – insistimos en ello - no depende de publicidad privada e institucional. Con todo, si no hay gente suficiente que desee mantener abierta esa ventana a una información libre e independiente, lo aceptaremos. Los oyentes lo habrán decidido, cerraremos el programa y a nosotros nos quedará la satisfacción de haber perdido mucho dinero, pero, al menos, haber servido a los demás hasta donde pudimos. A continuación, nos dedicaremos a otras tareas en beneficio de nuestros congéneres. Hay mucho campo por trabajar y, con seguridad, no nos faltarán causas nobles a las que dedicarnos. En cualquiera de los casos, gracias adelantadas por lo que suceda.

Si desean colaborar para que este espacio de libertad y verdad pueda escucharse desde Groenlandia a la Tierra del fuego pueden conseguirlo haciendo click en los enlaces a continuación. Este año, por segunda vez, realizamos el crowdfunding via Kickstarter, el sistema más seguro disponible en Internet para recaudar fondos, que sólo se emplearán en los gastos derivados del programa La Voz. God bless ya!!! ¡¡¡Que Dios los bendiga!!!




Blog

Una suave bocanada de amistad

23/12/2016
Publicado en Actualidad
Esta Navidad la pasaré solo. Por primera vez en algunos años, mi hija no podrá estar a mi lado y aunque he recibido algunas invitaciones para compartir mesa y velada ese día, las he declinado cortésmente. Mi intención es apurar estos días dedicado a cuestiones únicamente espirituales.

El Espejo termina esta semana sus emisiones, los artículos para La Razón, el Diario de las américas y el Instituto interamericano para la democracia espero concluirlos en las próximas horas y así tendré tiempo para centrarme en la oración, la lectura de las Escrituras y la búsqueda aún más cercana de la dirección de Dios.

Este año – que, a pesar de las dificultades, ha estado repleto de bendiciones – está a punto de concluir; el otro va a empezar inmediatamente y todo apunta a que será muy importante por algunas razones que ya conozco y otras que sólo estoy en posición de intuir. Tan convencido estoy que deseo apuntar bien las antenas en estosdías para ver cómo encaminarlo de la mejor manera. Este domingo, pues, publicaré el último post del año y regresaré, Dios mediante, ya a inicios de 2017 para felicitarles y volver a marcharme hasta el 9 de enero salvo que suceda algo especialmente grave o llamativo. Hoy, deseo hablarles de una ocasión muy especial que disfruté ayer a la hora del té. Mercedes que forma parte del grupo de wassap que se constituyó tras uno de los campus literarios vino junto con Allen, su agradabilísima pareja, a visitarme. Me traían unos DVDs de la que fue mi cinemateca y también unos libros, entre ellos, uno dedicado por Uribe, el antiguo presidente de Colombia. La selección la había llevado a cabo Gala lo que me confirmó que me conoce excepcionalmente bien porque no hubiera podido estar mejor hecha. No puedo tener sino palabras de gratitud hacia Gala porque es una de las mejores personas que he conocido en mi vida y porque desde hace años siempre se ha comportado conmigo con una decencia y una dignidad que si fueran más generalizadas convertirían este planeta en un lugar muchísimo mejor.

Las asociaciones de ideas son como son y, mientras Mercedes me tendía las bolsas de plástico, me vi recordando el momento en que, gracias un grupo de amigos, me llegó un cargamento con parte de mi biblioteca. Pensaba en todo esto, mientras preparaba un té ruso para compartirlo con Mercedes y Allen. Su visita constituyó una suave bocanada de amistad. Creo que estuvimos charlando más de tres horas – lo que dice mucho de su paciencia – pero a mi se me pasaron en un suspiro. Tolstoi y Pasternak, Montoro y Santos, los últimos atentados y los miembros de la Agencia tributaria que persiguen a los que revenden lotería, las distintas clases de té y las conexiones cerebrales diferentes en hombres y mujeres, ISIS y Angela Merkel… de todo eso y más hablamos disfrutando la compañía.

Además Mercedes y Allen – que son una pareja educada, cortés y culta – me llevaron a pensar en todos ustedes una vez más. Bien sé yo que no siempre las visitas de ustedes son tan cercanas físicamente. Sin embargo, la nueva tecnología me permite sentirlos muy próximos y por ello tengo que darles las gracias. Son ustedes los que proporcionan interés a estos posts, los que les añaden sal y pimienta, los que captan más que inteligentemente aquellas peliagudas cuestiones que apenas esbozo, los que dan muestra de una agudeza que, lamentablemente, no es tan común como debería, los que incluso me envían sus dolencias, sus experiencias y sus alegrías. Todos ustedes constituyen centenares de miles de bocanadas de amistad que me llegan cada semana, bocanadas que proporcionan una alegría nada desdeñable en mi exilio y bocanadas que me llevan a sentir que no estamos solos. Yo cuento con ustedes y ustedes saben que pueden contar conmigo. Así ha sido hasta ahora y así seguirá siéndolo, Dios mediante, en 2017. Reciban desde el ciberespacio el abrazo que no les puedo dar en persona, pero que les brindo de todo corazón. Más que nunca se lo digo de todo corazón: God bless ya!!! ¡¡¡Que Dios los bendiga!!! ¡¡¡Y feliz Navidad!!!







Licencia de Creative Commons