Ayudas y contribuciones
Funciona con Kickstarter Queridos amigos: como ustedes saben el programa La Voz se realiza con un equipo reducido – aunque me atrevo a decir que excelente e incluso inmejorable – con un director y alguno de los colaboradores que no han percibido un solo céntimo por su labor. El programa no cuenta con medio económico alguno y, de la manera más firme y consciente, no percibe ingresos por publicidad pública o privada.

Hoy comenzamos un nuevo crowdfunding con la misma empresa estadounidense con que lo realizamos el año pasado. La meta está en reunir la cantidad total de setenta mil dólares por la sencilla razón de que, a pesar de que son muy modestos los sueldos del personal, los gastos se han incrementado más que considerablemente. Otro año más, el director y alguno de sus colaboradores seguirán sin percibir pago alguno por su labor.

Como en otras ocasiones anteriores, nos limitamos a cumplir con nuestro deber, a esperar que la gente responsa y a confiar en Dios. Es nuestro deseo que a este crowdfunding contribuyan los que escuchan La Voz y consideran que merece la pena mantener un programa que es libre y veraz, entre otras razones, porque – insistimos en ello - no depende de publicidad privada e institucional. Con todo, si no hay gente suficiente que desee mantener abierta esa ventana a una información libre e independiente, lo aceptaremos. Los oyentes lo habrán decidido, cerraremos el programa y a nosotros nos quedará la satisfacción de haber perdido mucho dinero, pero, al menos, haber servido a los demás hasta donde pudimos. A continuación, nos dedicaremos a otras tareas en beneficio de nuestros congéneres. Hay mucho campo por trabajar y, con seguridad, no nos faltarán causas nobles a las que dedicarnos. En cualquiera de los casos, gracias adelantadas por lo que suceda.

Si desean colaborar para que este espacio de libertad y verdad pueda escucharse desde Groenlandia a la Tierra del fuego pueden conseguirlo haciendo click en los enlaces a continuación. Este año, por segunda vez, realizamos el crowdfunding via Kickstarter, el sistema más seguro disponible en Internet para recaudar fondos, que sólo se emplearán en los gastos derivados del programa La Voz. God bless ya!!! ¡¡¡Que Dios los bendiga!!!




Blog

Three Wooden crosses

12/08/2017
Publicado en Música
Se cuenta que, a media noche, un granjero y una maestra, una prostituta y un predicador iban en un autobús que se dirigía a México. Uno iba de vacaciones, la segunda en busca de una educación superior y los otros dos buscaban – aunque de maneras distintas - almas perdidas.

De repente, el conductor no vio el stop y el camión de dieciocho ruedas que venía no pudo detenerse. El granjero dejó una cosecha, un hogar y ochenta acres de terreno así como la fe y el amor por las cosas que crecían en el corazón de su hijo. La maestra dejó su sabiduría en las mentes de montones de niños a los que había enseñado para que empezaran la vida de la mejor manera. El predicador sólo acertó a musitar: “¿No ves la Tierra prometida?” mientras colocaba su Biblia manchada de sangre en la mano de la prostituta.

El domingo pasado, otro predicador contó a su congregación, mientras sostenía aquella misma Biblia en la mano para que todos la vieran, que deseaba que Dios bendijera al granjero, a la maestra y al predicador que le dio aquella Biblia a su madre quien se la había leído a él desde niño.

Ahora, en el lado derecho de la autopista, hay tres cruces de madera y es posible incluso intuir porque no hay cuatro. A fin de cuentas, cuando uno muere lo importante no es lo que se lleva sino lo que deja en este mundo detrás de él.

Eso cuenta esta hermosa canción de Randy Travis que deseo compartir con ustedes este sábado. No piensen en lo que acumulan porque los ataúdes no tienen bolsillos. Piensen en lo que dejarán a sus espaldas. Aquel predicador dejó algo que cambió vidas. God bless ya!!! ¡¡¡Que Dios los bendiga!!!!

Y aquí está Randy Travis

www.youtube.com/watch?v=4HPl9Dlox00







Licencia de Creative Commons