Ayudas y contribuciones
Funciona con Kickstarter Queridos amigos: como ustedes saben el programa La Voz se realiza con un equipo reducido – aunque me atrevo a decir que excelente e incluso inmejorable – con un director y alguno de los colaboradores que no han percibido un solo céntimo por su labor. El programa no cuenta con medio económico alguno y, de la manera más firme y consciente, no percibe ingresos por publicidad pública o privada.

Hoy comenzamos un nuevo crowdfunding con la misma empresa estadounidense con que lo realizamos el año pasado. La meta está en reunir la cantidad total de sesenta mil dólares por la sencilla razón de que, a pesar de que son muy modestos los sueldos del personal, los gastos se han incrementado más que considerablemente. Otro año más, el director y alguno de sus colaboradores seguirán sin percibir pago alguno por su labor.

Como en otras ocasiones anteriores, nos limitamos a cumplir con nuestro deber, a esperar que la gente responsa y a confiar en Dios. Es nuestro deseo que a este crowdfunding contribuyan los que escuchan La Voz y consideran que merece la pena mantener un programa que es libre y veraz, entre otras razones, porque – insistimos en ello - no depende de publicidad privada e institucional. Con todo, si no hay gente suficiente que desee mantener abierta esa ventana a una información libre e independiente, lo aceptaremos. Los oyentes lo habrán decidido, cerraremos el programa y a nosotros nos quedará la satisfacción de haber perdido mucho dinero, pero, al menos, haber servido a los demás hasta donde pudimos. A continuación, nos dedicaremos a otras tareas en beneficio de nuestros congéneres. Hay mucho campo por trabajar y, con seguridad, no nos faltarán causas nobles a las que dedicarnos. En cualquiera de los casos, gracias adelantadas por lo que suceda.

Si desean colaborar para que este espacio de libertad y verdad pueda escucharse desde Groenlandia a la Tierra del fuego pueden conseguirlo haciendo click en los enlaces a continuación. Este año, por segunda vez, realizamos el crowdfunding via Kickstarter, el sistema más seguro disponible en Internet para recaudar fondos, que sólo se emplearán en los gastos derivados del programa La Voz. God bless ya!!! ¡¡¡Que Dios los bendiga!!!




Blog

Sorpresas documentales con fondo ucraniano

28/09/2015
Publicado en Actualidad, Artículos La Razón
Hace unos meses publiqué esta columna en el diario La Razón. Puede comprenderse la razón de mi inclusión en la lista negra del gobierno ucraniano tras leerse con detenimiento. Lo dejo como se publicó entonces sin mover una sola letra.

SORPRESAS DOCUMENTALES CON FONDO UCRANIANO

César Vidal

Una de las fuentes de mayor satisfacción a lo largo de mi vida ha sido el descubrimiento de documentos inéditos. Dar con datos desconocidos sobre las Brigadas internacionales, exhumar los textos soviéticos que atribuían a Carrillo las matanzas de Paracuellos o leer órdenes ocultas de Lenin son sólo algunos ejemplos. Recientemente, di con un texto donde se afirmaba lo siguiente: “Aunque los ucranianos han sido un elemento importante y específico en el imperio ruso, no han mostrado señales de ser una “nación” capaz de llevar con éxito las responsabilidades de la independencia… No existe una clara línea divisoria entre Rusia y Ucrania, y resultaría imposible establecer una. Las ciudades en territorio ucraniano han sido predominantemente rusas y judías. La base real del “ucranianismo” es el sentimiento de “diferencia” producido por un dialecto campesino específico y por diferencias menores de costumbre y folklore en los distritos rurales. La agitación política en la superficie es en general obra de unos pocos intelectuales románticos, que tienen poco concepto de las responsabilidades de gobierno… Intentar separarla de la economía rusa y establecerla como algo separado sería tan artificial y destructivo como intentar separar el Corn Belt, incluyendo la zona industrial de los Grandes lagos, de la economía de los Estados Unidos… Si se puede trazar alguna frontera real en Ucrania debería ser lógicamente la frontera entre las áreas que tradicionalmente prestan su sumisión religiosa a la iglesia oriental y aquellas que se la dan a la iglesia de Roma”. Aunque el texto es más amplio, su contenido difícilmente puede resultar más claro y obvio. Seguramente, más de un amable lector pensará que estoy citando de un documento ruso, uno más de los muchos centenares que han pasado por mis manos en algún momento de mi vida de historiador. Es más. No faltarán los que crean que las afirmaciones proceden de un furibundo nacionalista ruso. Nada más lejos de la realidad. El documento se titula U.S. Objectives with Respect to Russia; y estaba clasificado como Top Secret. Su fecha es 18 de agosto de 1948 y fue elaborado a raíz de una solicitud de 10 de julio de 1948, debida a James V. Forrestal, secretario de defensa de los Estados Unidos. Su finalidad era articular medidas para debilitar la URSS. El diagnóstico de los servicios de inteligencia estadounidenses fue obvio: Ucrania es Rusia, no es una nación y sólo habla un dialecto campesino. Olvidar datos tan elementales coloca al mundo al borde de una crisis como la balcánica.







Licencia de Creative Commons