Ayudas y contribuciones
Funciona con Kickstarter Queridos amigos: como ustedes saben el programa La Voz se realiza con un equipo reducido – aunque me atrevo a decir que excelente e incluso inmejorable – con un director y alguno de los colaboradores que no han percibido un solo céntimo por su labor. El programa no cuenta con medio económico alguno y, de la manera más firme y consciente, no percibe ingresos por publicidad pública o privada.

Hoy comenzamos un nuevo crowdfunding con la misma empresa estadounidense con que lo realizamos el año pasado. La meta está en reunir la cantidad total de setenta mil dólares por la sencilla razón de que, a pesar de que son muy modestos los sueldos del personal, los gastos se han incrementado más que considerablemente. Otro año más, el director y alguno de sus colaboradores seguirán sin percibir pago alguno por su labor.

Como en otras ocasiones anteriores, nos limitamos a cumplir con nuestro deber, a esperar que la gente responsa y a confiar en Dios. Es nuestro deseo que a este crowdfunding contribuyan los que escuchan La Voz y consideran que merece la pena mantener un programa que es libre y veraz, entre otras razones, porque – insistimos en ello - no depende de publicidad privada e institucional. Con todo, si no hay gente suficiente que desee mantener abierta esa ventana a una información libre e independiente, lo aceptaremos. Los oyentes lo habrán decidido, cerraremos el programa y a nosotros nos quedará la satisfacción de haber perdido mucho dinero, pero, al menos, haber servido a los demás hasta donde pudimos. A continuación, nos dedicaremos a otras tareas en beneficio de nuestros congéneres. Hay mucho campo por trabajar y, con seguridad, no nos faltarán causas nobles a las que dedicarnos. En cualquiera de los casos, gracias adelantadas por lo que suceda.

Si desean colaborar para que este espacio de libertad y verdad pueda escucharse desde Groenlandia a la Tierra del fuego pueden conseguirlo haciendo click en los enlaces a continuación. Este año, por segunda vez, realizamos el crowdfunding via Kickstarter, el sistema más seguro disponible en Internet para recaudar fondos, que sólo se emplearán en los gastos derivados del programa La Voz. God bless ya!!! ¡¡¡Que Dios los bendiga!!!




Blog

Resucitó

28/03/2016
Publicado en Meditación del día
No olvidaré la escena. Había quedado citado en un restaurante cercano a Colón con un amigo ruso. Como suele suceder, llegué antes. Entretenía la espera leyendo cuando vislumbré su figura en la entrada.

Me levanté para saludarlo y entonces, para pasmo de otros comensales, mi amigo me dio tres besos en las mejillas a la vez que me decía en ruso: “Ha resucitado”. Casi sin darme cuenta, me escuché respondiéndole en su lengua: “En verdad, ha resucitado”. El episodio, aunque menor, era significativo porque, tiempo atrás, mi amigo había sido miembro del partido comunista de la URSS y, a diferencia de sus homólogos españoles, no se había arrimado a algún refrito del totalitarismo sino que había experimentado una conversión a Jesús. En la base de la misma, se hallaba la resurrección de Jesús. En medio de una sociedad que ha convertido en un plus político el ofender las creencias, erróneas o no, de los demás, algunos considerarán que hablar de la resurrección sólo puede obedecer a estupidez, fanatismo o maldad. Yo, sin embargo, creo que es sólo un testimonio de que la resurrección de Jesús, realizada en aquel domingo de Pascua del año 30 en Jerusalén, cambió mi vida hace años. También cambió la de sus seguidores más cercanos que habían corrido como conejos durante la crucifixión y que fueron arrancados del dolor y la desesperanza por las apariciones del crucificado, un crucificado que incluso llegó a comer con ellos y que les mostró como su trágico destino era el cumplimiento milimétrico de profecías como la contenida en el capítulo 53 de Isaías. Cambió igualmente las de aquellas más de quinientas personas que también lo vieron y que, en su mayoría, seguían vivas en la década de los cincuenta del siglo I de manera tan clara como para apelar a su testimonio. Cambió incluso la de un perseguidor de sus discípulos llamado Saulo al que se apareció cuando se dirigía hacia Damasco aunque las fuentes no dicen nada de que cayera de un caballo. Y desde entonces no ha dejado de cambiar existencias mostrando que Dios no permanece al margen de la vida incluso en sus peores momentos; que Dios puede responder a la pregunta de dónde estaba en Auchswitz señalando que clavado a una cruz; que Dios asegura que la muerte no es el final y que Dios proporciona alegría y esperanza incluso en las horas más arduas. No existe un mensaje más oportuno para un día como el de hoy. En verdad, Cristo ha resucitado.







Licencia de Creative Commons