Ayudas y contribuciones
Funciona con Kickstarter Queridos amigos: como ustedes saben el programa La Voz se realiza con un equipo reducido – aunque me atrevo a decir que excelente e incluso inmejorable – con un director y alguno de los colaboradores que no han percibido un solo céntimo por su labor. El programa no cuenta con medio económico alguno y, de la manera más firme y consciente, no percibe ingresos por publicidad pública o privada.

Hoy comenzamos un nuevo crowdfunding con la misma empresa estadounidense con que lo realizamos el año pasado. La meta está en reunir la cantidad total de setenta mil dólares por la sencilla razón de que, a pesar de que son muy modestos los sueldos del personal, los gastos se han incrementado más que considerablemente. Otro año más, el director y alguno de sus colaboradores seguirán sin percibir pago alguno por su labor.

Como en otras ocasiones anteriores, nos limitamos a cumplir con nuestro deber, a esperar que la gente responsa y a confiar en Dios. Es nuestro deseo que a este crowdfunding contribuyan los que escuchan La Voz y consideran que merece la pena mantener un programa que es libre y veraz, entre otras razones, porque – insistimos en ello - no depende de publicidad privada e institucional. Con todo, si no hay gente suficiente que desee mantener abierta esa ventana a una información libre e independiente, lo aceptaremos. Los oyentes lo habrán decidido, cerraremos el programa y a nosotros nos quedará la satisfacción de haber perdido mucho dinero, pero, al menos, haber servido a los demás hasta donde pudimos. A continuación, nos dedicaremos a otras tareas en beneficio de nuestros congéneres. Hay mucho campo por trabajar y, con seguridad, no nos faltarán causas nobles a las que dedicarnos. En cualquiera de los casos, gracias adelantadas por lo que suceda.

Si desean colaborar para que este espacio de libertad y verdad pueda escucharse desde Groenlandia a la Tierra del fuego pueden conseguirlo haciendo click en los enlaces a continuación. Este año, por segunda vez, realizamos el crowdfunding via Kickstarter, el sistema más seguro disponible en Internet para recaudar fondos, que sólo se emplearán en los gastos derivados del programa La Voz. God bless ya!!! ¡¡¡Que Dios los bendiga!!!




Blog

El vicio del magnicidio

19/06/2018
Publicado en Historia
Desde hace más de una década soy un aficionado perseverante de los libros de Francisco Pérez Abellán. Lo que, en un primer momento, fue curiosidad relacionada con la Historia criminal de España – un tema que Abellán conoce como muy pocos - acabó derivando en tributo historiográfico al leer su magnífico e insuperado estudio sobre el asesinato de Prim.

Sí, ya sé que hay millones engañados sobre ese episodio trascendental en el devenir de la vieja piel de toro. Al engaño han contribuido lo mismo textos de ficción – nunca mejor dicho – nacidos de dipsómanos o estudios lamentables. Sin embargo, la biografía de Prim tiene un antes y un después gracias a los estudios rigurosos de Pérez Abellán. Pues bien, su último libro supera lo escrito hasta la fecha. en El vicio español del magnicidio, Pérez Abellán sostiene la tesis de que los asesinatos presidenciales de Prim a Carrero Blanco no tuvieron nada que ver con las versiones oficiales. Los asesinos solitarios, los supuestos anarquistas, los fallos en el sistema de seguridad, los culpables proclamados – a veces, autoproclamados – carecieron, generalmente, de la más mínima relación con la verdad. Las manos que tiraron de gatillo o de bomba podían parecer extraídas de los estratos más bajos de la sociedad, pero la realidad es que no pocas veces fueron mercenarios o tontos útiles al servicio de poderes superiores. En unas ocasiones, la finalidad era ayudar a descuartizar más el territorio bajo soberanía española; en otras, marcar el rumbo de la Historia patria más allá de la voluntad – no digamos ya de los intereses – del sufrido pueblo. En la mayoría de las ocasiones, los magnicidios se vieron coronados por el éxito, ocultados por los políticos y por el aparato del estado y mentidos en los libros de textos y las distintas novelas. Precisamente por todo esto, el libro de Pérez Abellán constituye un revulsivo contra la Historia oficial y las patrañas de siglos y en favor de la verdad por encima de todo. La reciente trayectoria de España ha dejado sin aclarar no pocos crímenes. Por citar sólo unos cuantos, la tercera parte de los perpetrados por ETA, los atentados del 11-M e incluso algunos de los que se han dado por oficialmente resueltos. Tengo la esperanza de que algún día, historiadores rigurosos los investigarán y, si son como Pérez Abellán, la verdad se abrirá paso aunque hayan pasado siglos.







Licencia de Creative Commons