Ayudas y contribuciones
Funciona con Kickstarter Queridos amigos: como ustedes saben el programa La Voz se realiza con un equipo reducido – aunque me atrevo a decir que excelente e incluso inmejorable – con un director y alguno de los colaboradores que no han percibido un solo céntimo por su labor. El programa no cuenta con medio económico alguno y, de la manera más firme y consciente, no percibe ingresos por publicidad pública o privada.

Hoy comenzamos un nuevo crowdfunding con la misma empresa estadounidense con que lo realizamos el año pasado. La meta está en reunir la cantidad total de sesenta mil dólares por la sencilla razón de que, a pesar de que son muy modestos los sueldos del personal, los gastos se han incrementado más que considerablemente. Otro año más, el director y alguno de sus colaboradores seguirán sin percibir pago alguno por su labor.

Como en otras ocasiones anteriores, nos limitamos a cumplir con nuestro deber, a esperar que la gente responsa y a confiar en Dios. Es nuestro deseo que a este crowdfunding contribuyan los que escuchan La Voz y consideran que merece la pena mantener un programa que es libre y veraz, entre otras razones, porque – insistimos en ello - no depende de publicidad privada e institucional. Con todo, si no hay gente suficiente que desee mantener abierta esa ventana a una información libre e independiente, lo aceptaremos. Los oyentes lo habrán decidido, cerraremos el programa y a nosotros nos quedará la satisfacción de haber perdido mucho dinero, pero, al menos, haber servido a los demás hasta donde pudimos. A continuación, nos dedicaremos a otras tareas en beneficio de nuestros congéneres. Hay mucho campo por trabajar y, con seguridad, no nos faltarán causas nobles a las que dedicarnos. En cualquiera de los casos, gracias adelantadas por lo que suceda.

Si desean colaborar para que este espacio de libertad y verdad pueda escucharse desde Groenlandia a la Tierra del fuego pueden conseguirlo haciendo click en los enlaces a continuación. Este año, por segunda vez, realizamos el crowdfunding via Kickstarter, el sistema más seguro disponible en Internet para recaudar fondos, que sólo se emplearán en los gastos derivados del programa La Voz. God bless ya!!! ¡¡¡Que Dios los bendiga!!!




Blog

Corría el año… La hija de Brezhnev

05/12/2016
Publicado en Corría el Año, Vídeos
En la época de Brezhnev dio la impresión de que el comunismo podía funcionar. Atrás quedaban los años terribles de las purgas stalinistas, las guerras estaban lejos del territorio soviético, las intervenciones armadas en el extranjero eran menos que las que tenían enredados a unos Estados Unidos que iban a perder la guerra de Vietnam y sufrir la herida del caso Watergate e incluso podría decirse que resultaba innegable – así era - el avance en áreas como la sanidad, la cultura, el deporte y la educación.

Tampoco cabía engañarse en relación con otras cuestiones. El GULAG aunque ya no fuera el del pasado seguía existiendo, la libertad de expresión era impensable, Alexander Solzhenitsyn fue expulsado del territorio de la URSS porque encarcelar a un premio Nobel resultaba excesivo y la URSS inyectaba dinero a la dictadura castrista por valor del 30 por ciento del PIB cubano. Con todo, en esa época, eran millones los soviéticos que pensaban que su país era el mejor del mundo siquiera porque fenómenos como la droga, la delincuencia juvenil, la disolución de la familia o el racismo eran impensables. No sorprende que muchos pensaran que entre la libertad con esas plagas y la dictadura sin ellas era mejor la segunda y más cuando no existía el hambre desde hacía mucho tiempo y, por el contrario, el mínimo decoroso e indispensable estaba más que garantizado por la política soviética. La realidad, sin embargo, era más compleja.

En la URSS, por ejemplo, también existía la corrupción. Quizá no en las dimensiones que se daba en otras naciones, pero existía y esa corrupción corroía las bases del sistema. De hecho, cuando murió Brezhnev el sistema presentaba carencias notables que acabarían provocando su colapso especialmente después de que Estados Unidos decidiera utilizar al terrorismo islámico para arrastrar a la URSS a la invasión de Afganistán – las consecuencias de ese paso las seguimos padeciendo a día de hoy – y, sobre todo, después de que un mando del KGB conocido como Farewell decidió entregar a Occidente el listado de espías soviéticos que operaban en el exterior cegando el sistema de inteligencia. La URSS estaría muerta desde ese momento, pero ésa es otra historia. De momento, espero que disfruten de este Corría el año… que dedicamos a la hija de Brezhnev. God bless ya!!! ¡¡¡Que Dios los bendiga!!!

http://www.dailymotion.com/video/xpq21i_corria-el-ano-la-hija-de-breznev_news







Licencia de Creative Commons