Blog
Pablo, el judío de Tarso (XI): De Saulo a Pablo (I):  En Antioquía
19/02/2017 - Comentarios
Publicado en Pablo, el judío de Tarso
Como ya indicamos en el capítulo anterior, la década pasada por Saulo en Cilicia distó mucho de cuajar en conversiones y, por añadidura, debió estar muy vinculada con experiencias capaces de desanimar a alguien dotado de un temple menor.
Pablo, el judío de Tarso (XIV): de Jerusalén a Antioquía (II):  De Tarso a Antioquia
12/02/2017 - Comentarios
Publicado en Pablo, el judío de Tarso
La decisión de la comunidad de Jerusalén fue muy prudente. Por aquella época, los discípulos no eran objeto de persecución (Hechos 9, 31 ss) y el entusiasta Saulo podía acabar provocando situaciones que no sólo pusieran en peligro su vida, sino también la tolerancia mínima de la que disfrutaban los seguidores del crucificado.
Pablo, el judio de Tarso (XIII):  De Jerusalen a Antioquia (I):  La subida a Jerusalen
05/02/2017 - Comentarios
Publicado en Pablo, el judío de Tarso
La trayectoria de Saulo durante los tres últimos años podía considerarse como mínimo peculiar. Inicialmente, había sido un celoso fariseo criado a los pies de Gamaliel y perseguidor de la comunidad de seguidores de Jesús.
Pablo, el judío de Tarso (XII): Damasco (III):  En Damasco
29/01/2017 - Comentarios
Publicado en Pablo, el judío de Tarso
¿Qué le esperaba a Saulo en Damasco? El primero que lo ignoraba era él, aunque no resulta difícil comprender que se hallaba sujeto a una enorme tensión emocional. De hecho, la fuente lucana indica que “estuvo tres días sin ver, y no comió, ni bebió” (Hechos 9, 9). Por supuesto, semejante conducta puede atribuirse a un intento de prepararse espiritualmente para lo que pudiera anunciársele,
Pablo, el judío de Tarso (XI): Damasco (II):  En el camino de Damasco
22/01/2017 - Comentarios
Publicado en Pablo, el judío de Tarso
La persecución desencadenada contra los seguidores de Jesús afincados en Jerusalén – en la que participó Saulo - provocó una lógica dispersión. Por el libro de los Hechos sabemos que una parte de los discípulos se dirigió hacia la costa (Hechos 8, 26 ss) e incluso hacia Samaria estableciendo nuevas comunidades (Hechos 8, 4 ss).
Pablo, el judío de Tarso (X): Damasco (I): La persecución prosigue
15/01/2017 - Comentarios
Publicado en Pablo, el judío de Tarso
A partir de la muerte de Esteban (Hch 8, 1ss) se desencadenó una persecución contra los seguidores de Jesús de la que no estuvo ausente una violencia a la que no cabe atribuir otra finalidad que el puro y simple exterminio de un movimiento que estaba demostrando una capacidad de resistencia considerablemente mayor de lo esperado.
Pablo, el judío de Tarso (IX): El grupo de Jesús el Mesías (V):La persecución
25/12/2016 - Comentarios
Publicado en Historia, Libros, Pablo, el judío de Tarso
A partir de la muerte de Esteban (Hch 8, 1ss), se desencadenó una persecución contra los seguidores de Jesús de la que no estuvo ausente una violencia a la que no cabe atribuir otra finalidad que el puro y simple exterminio de un movimiento que estaba demostrando una capacidad de resistencia considerablemente mayor de lo esperado.
Pablo, el judío de Tarso (VIII): El grupo de Jesús el Mesías (IV): Esteban
18/12/2016 - Comentarios
Publicado en Pablo, el judío de Tarso
​La vivencia de los primerísimos años de los seguidores de Jesús parece haber resultado extraordinariamente entusiasta en buena medida como consecuencia de su vivencia de las apariciones del resucitado y de las ininterrumpidas conversiones de sus correligionarios judíos.
Pablo, el judio de Tarso (VII): El grupo de Jesus el Mesias (III): Los seguidores de Jesús
11/12/2016 - Comentarios
Publicado en Pablo, el judío de Tarso
El mismo día de su muerte, el cadáver de Jesús fue depositado en la tumba propiedad de José de Arimatea, un discípulo secreto que recogió el cuerpo valiéndose de un privilegio concedido por la ley romana relativa a los condenados a muerte. Tras ese suceso, nadie volvió a ver a Jesús muerto.
Pablo, el judio de Tarso (VI): El grupo de Jesus el Mesias (II): la enseñanza de Jesus
04/12/2016 - Comentarios
Publicado en Pablo, el judío de Tarso
Las pretensiones del ejecutado Jesús no habían sido, desde luego, escasas. A decir verdad, ningún judío antes o después había afirmado de si mismo cosas parecidas. Todo ello ofrecía un terrible contraste con su final acelerado y trágico.


RSS


Licencia de Creative Commons