Ayudas y contribuciones
Funciona con Kickstarter Queridos amigos: como ustedes saben el programa La Voz se realiza con un equipo reducido – aunque me atrevo a decir que excelente e incluso inmejorable – con un director y alguno de los colaboradores que no han percibido un solo céntimo por su labor. El programa no cuenta con medio económico alguno y, de la manera más firme y consciente, no percibe ingresos por publicidad pública o privada.

Hoy comenzamos un nuevo crowdfunding con la misma empresa estadounidense con que lo realizamos el año pasado. La meta está en reunir la cantidad total de setenta mil dólares por la sencilla razón de que, a pesar de que son muy modestos los sueldos del personal, los gastos se han incrementado más que considerablemente. Otro año más, el director y alguno de sus colaboradores seguirán sin percibir pago alguno por su labor.

Como en otras ocasiones anteriores, nos limitamos a cumplir con nuestro deber, a esperar que la gente responsa y a confiar en Dios. Es nuestro deseo que a este crowdfunding contribuyan los que escuchan La Voz y consideran que merece la pena mantener un programa que es libre y veraz, entre otras razones, porque – insistimos en ello - no depende de publicidad privada e institucional. Con todo, si no hay gente suficiente que desee mantener abierta esa ventana a una información libre e independiente, lo aceptaremos. Los oyentes lo habrán decidido, cerraremos el programa y a nosotros nos quedará la satisfacción de haber perdido mucho dinero, pero, al menos, haber servido a los demás hasta donde pudimos. A continuación, nos dedicaremos a otras tareas en beneficio de nuestros congéneres. Hay mucho campo por trabajar y, con seguridad, no nos faltarán causas nobles a las que dedicarnos. En cualquiera de los casos, gracias adelantadas por lo que suceda.

Si desean colaborar para que este espacio de libertad y verdad pueda escucharse desde Groenlandia a la Tierra del fuego pueden conseguirlo haciendo click en los enlaces a continuación. Este año, por segunda vez, realizamos el crowdfunding via Kickstarter, el sistema más seguro disponible en Internet para recaudar fondos, que sólo se emplearán en los gastos derivados del programa La Voz. God bless ya!!! ¡¡¡Que Dios los bendiga!!!




Blog
Corría el Año: El fascismo italiano
10/05/2016 - Comentarios
Publicado en Corría el Año
La Historia suele ser injusta con las personas y los movimientos. Es el caso del fascismo italiano. El hecho de que Mussolini acabara uniendo su suerte a la de Hitler tuvo como consecuencia directa el que se le asignara un pésimo lugar en la Historia. Antes de esa circunstancia, personajes como Churchill o Gandhi manifestaron la fascinación que sentían por Mussolini e incluso se le puso su nombre a una calle en Nueva York que, hasta donde yo sé, persiste a día de hoy.
Corría el Año: Reagan en la Casa Blanca
02/05/2016 - Comentarios
Publicado en Corría el Año, Vídeos
Para muchos, la presidencia de Ronald Reagan resultó el paradigma del triunfo de la democracia. Los republicanos actuales se refieren continuamente a él e incluso los demócratas no tienen problema en reconocerle éxitos míticos. Personalmente, para mi el mito Reagan comenzó a desmoronarse hace años.
Corría el Año: La Paz de Versalles
19/04/2016 - Comentarios
Publicado en Corría el Año
Aunque no sea muy conocida, la paz de Versalles es uno de los tratados con mayor relevancia de la Historia mundial. Puso fin a la primera guerra mundial, pero lo hizo sembrando las semillas de un nuevo conflicto que resultaría mucho peor. También creó fronteras que desencadenarían océanos de sangre en Europa, Asia y África. A decir verdad, tanto en Oriente Medio como en Europa seguimos pagando las consecuencias. Incluso me temo que otros conflictos que, en apariencia, nada tuvieron que ver con lo sucedido entre 1914 y 1918 siguen larvados de manera o menos encubierta anunciando que lo que no se consiguió en 1918 algunos pretenden lograrlo ahora. No les daré más pistas. Espero que lo disfruten. God bless ya!!! ¡¡¡Que Dios los bendiga!!!


RSS


Licencia de Creative Commons